EL TROLLEY

TROLLEY GRAN PANOR FINAL.jpg

El Trolley, nace a la vida del under santiaguino da partir de una iniciativa del realizador audiovisual Pablo Lavín, quien al poco tiempo de andar y en alianza con el director de teatro y dramaturgo, Ramón GrifferO. Juntos comienzan a dar forma a esta trinchera de la resistencia cultural capitalina.

 

Lo que antes fuera un gimnasio perteneciente a la comunidad alemana, y tiempo después la sede sindical de choferes y maquinistas de los tranvías y trolebuses de Santiago se transforma en una sala de teatro donde funcionará por varios años la Compañía de Teatro Fin de Siglo, liderada por Ramón Griffero. Como una forma de financiar los montajes de la compañía, Lavín y Griffero organizan tocatas y fiestas bailables, donde se pan cita, actores, pintores, músicos y una vario pinta nómina de artistas, tanto consagrados como nóveles. A partir de estos hechos se estrenan obras emblemáticas como "Historias de un galpón abandonado", "Cinema Utoppia", "Kafka", "Santiago Bauhaus" y solo por nombrar algunas. 

También se estrenan performances y montajes teatrales a cargo del actor y director Vicente Ruiz, tales como "Hipolito", "En Vivo", "La Casa de Bernarda Alba", o "Santiago de Chile" de Octavio Meneses, entre muchas otras iniciativas. A la vez por esta sala pasaron bandas musicales emblemáticas de la época, como Los Prisioneros, Generaciones, Parkinson, UPA, La Banda del pequeño vicio", etc.

 

Es en el Trolley donde Vicente Ruiz organiza la Primera Bienal Underground, en 1987,  como un homenaje tristemente fallecido TV Star, quien fuera parte de la banda "Los Dadá". La historia de este galpón es basta y plagada de anécdotas, hasta de a comienzos de los 90 Griffero y Lavín dan por terminada esta aventura. El año 2015 es finalmente demolido el inmueble para dar paso " a la modernidad" con la construcción de enormes torres de apartamentos.